Anthony Kiedis, sigue dando de qué hablar gracias a sus excentricidades


Cuando se es una estrella del rock a veces se pierden ciertas costumbres que las demás personas solemos dar por sentado. De acuerdo con los que se dedican a este tipo de cosas muchos artistas suelen dejar los modales de un lado. Las consecuencias detrás de eso pueden llegar a ser realmente graves de forma que pierden seguidores. Por alguna razón hay quienes logran jugar con esto y consiguen posicionarse pese a tener personalidades insoportables. Hoy queremos que conozcas un poco más acerca de la vida de alguien que se ha convertido en una especie de referencia. No te pierdas ningún detalle.

Anthony Kiedis se desempeña como el cantante principal de la prestigiosa banda Red Hot Chili Peppers y hasta la fecha ha hecho que la misma gane fama internacional de una manera acelerada. Lo cierto es que son muchos los que cuestionan los métodos de este hombre. Es algo intenso.

Este sujeto proviene de una familia tradicional y como la mayoría de las estrellas del rock su infancia estuvo marcada por la rebeldía lo cual todavía podemos sentir en sus composiciones. Sus padres no pudieron evitar que se metiera en problemas serios pero al final eso jugó a su favor.

Anthony se dedicó con pasión a mejorar su técnica vocal y nos queda claro que lo consiguió. Hasta el momento destaca en la mayoría de las listas de los cantantes más relevantes de la era reciente. Resulta un tanto perturbador que también lo critiquen por su personalidad, es un desperdicio.

Este hombre no se siente atraído por las cámaras y eso es tan fuerte que ha hecho que no graben en sus conciertos de manera que él se pueda concentrar con más facilidad. Sabemos que parece un chiste pero es así. Mientras siga haciendo buena música que prohíba lo que sea.