Bon Scott, un hombre con carácter fuerte pero de buen corazón


Las leyendas del rock se convirtieron en leyendas porque lograron hacer algo cuyo valor es difícil de calcular. Nos referimos al hecho de que de alguna manera sembraron los precedentes de lo que sería una revolución en el mundo de la música. Nadie se había atrevido a criticar las tradiciones o los sistemas políticos pero los cantantes de rock lo hicieron y con eso millones de seguidores se sumaron al movimiento. Ahora el mundo era un lugar mejor. En esta ocasión vamos a compartir contigo algunos detalles sobre la vida de un hombre cuya trayectoria ha sido determinante en todo esto.

Su nombre es Bon Scott y es conocido a nivel mundial por no reservarse ni un solo comentario. Cuando este sujeto murió se sintió en todo el planeta puesto que una de las estrellas más brillantes había dejado de brillar. Hasta el día de hoy nos seguimos lamentando por la pérdida.

Contrario a lo que han difundido los medios de comunicación, Scott no era un mal educado sin remedio. De hecho, se dice que en las reuniones familiares era el alma de la fiesta. Hay muchas teorías que han intentado explicar la razón detrás de que Bon fuera tan impertinente ante las cámaras.

A propósito de lo anterior algunos expertos sostienen que lo que estaba pasando era que la banda en la cual estaba Bon había estado recibiendo críticas muy desagradables y él no estaba de acuerdo con las mismas de manera que apenas se encontraba ante las cámaras desataba su ira.

Pocos saben esto pero Bon era un fiel creyente de manera que una de las actividades que más disfrutaba era ir a la iglesia junto a sus seres queridos. Ahora bien, cuando de política se trataba no había nada que pudiera disminuir la intensidad de su odio, era impresionante.