HISTORIA DE LOS MÁS GRANDES INCIDENTES DEL REY LAGARTO (JIM MORRISON)


INCIDENTE EN NEW HAVEN.

El 9 de diciembre de 1967, The Doors dio un concierto infame en el New Haven Arena de New Haven, Connecticut, que terminó abruptamente cuando Morrison fue detenido por la policía local. Morrison se convirtió en el primer artista de rock en ser arrestado en el escenario durante un concierto.

Morrison mantenía un encuentro sexual con una chica detrás del escenario en una cabina de ducha del baño antes del inicio del concierto, cuando un oficial de policía se encontró con ellos. Sin darse cuenta de que él era el cantante principal de la banda a punto de actuar, el funcionario avisó a Morrison y a la chica de salir, a lo que Morrison respondió: “Cómetelo.”

El policía sacó un frasco de gas pimienta y advirtió al cantante: “La última oportunidad de que te largues de aquí, este lugar es solo para The Doors”, a lo que Jim respondió: “Yo soy The Doors”. La chica corrió y Morrison fue atacado, pero Manzarek relata en su libro que tanto Jim como la chica fueron gaseados, y que el concierto se retrasó por una hora mientras Jim se recuperaba. El policía finalmente se disculpó con Jim y le dijo: “Creí que solo eras un chico”, a lo que Jim contestó con sarcasmo: “¿Solo un chico? ¿eh?”.

A mitad de la primera serie, Morrison hizo un discurso a la audiencia, describiendo lo que había sucedido, mientras tocaban “Five To One”; título que se refiere a que por cada adulto hay cinco jóvenes. Jim relataba lo que hacía con una chica detrás del escenario. “Les contaré algo que me sucedió hace una hora” dijo Jim en medio de la canción Five To One, “me divertía con una chica, cuando llegó uno de esos cerdos vestidos de azul” burlándose del policía que lo había agredido, “Ese cerdo me roció los ojos”, dijo Jim mientras el público se agitaba, relataba lo que le habían hecho mientras se burlaba de los policías diciendo: “¡Sí! esos cerdos vestidos de azul, con su sombrero”, a lo cual los policías que estaban enfrente del escenario se volteaban uno por uno para ver a Jim. El concierto finalizó cuando Morrison fue arrastrado fuera del escenario por la policía, llevado a una comisaría local, fotografiado y fichado por cargos de incitar a un motín, indecencia y obscenidad pública. Los cargos contra Morrison, así como aquellos contra tres periodistas también detenidos en el incidente (Mike Zwerin, Yvonne Chabrier y Tim Page), se retiraron varias semanas más tarde por falta de pruebas.

Después de un mes de escandalosas actuaciones en el Singer Bowl en Nueva York, realizaron su primera gira fuera de Estados Unidos, una minigira por Europa. La banda celebró una conferencia de prensa en el Institute of Contemporary Arts en Londres y tocó en el Teatro The Roundhouse.

Los resultados del viaje fueron televisados en la cadena británica Granada Television, en un show llamado The Doors Are Open, luego años después sacado en vídeo a la venta. La banda tocó algunos conciertos más en Europa, incluyendo un show en Ámsterdam sin Jim Morrison, después de que tuviera un colapso por el uso de drogas. Morrison volvió a Londres el 20 de septiembre y se quedó allí por un mes.

El grupo tocó nueve conciertos más en Estados Unidos, y se puso a trabajar en su cuarto LP. 1969 será un año difícil para The Doors, pero empieza con un show a estadio lleno en el Madison Square Garden en Nueva York el 24 de enero y un exitoso single, “Touch Me (The Doors)” (lanzado en diciembre de 1968), que alcanzó el nº 3 en los Estados Unidos.

Ese mes Morrison asistió a una producción de teatro que cambió el rumbo de su vida, y la del grupo. En el Bovard Auditorium The Living Theatre de la University of Southern California, se toma el escenario con un show que invitó a la gente a dejar a un lado sus inhibiciones y abrirse paso a la libertad. Esto atrajo la búsqueda de libertad de Morrison, resultando en una sesión improvisada la tarde siguiente, el 25 de febrero, la legendaria sesión “Rock is Dead”, a la venta en el Box set de 1997, dando paso a uno de los episodios más controvertidos de la vida de Morrison.

INCIDENTE EN MIAMI:

El incidente ocurrió el 1 de marzo de 1969, en el Dinner Key Auditorium en Miami, Florida. El auditorio de 6900 asientos había sido sobrevendido hasta doblar la capacidad del salón, y los fans estaban sofocados y sin aire acondicionado. Desde el momento en que la banda caminó por el escenario, Morrison empezó a gritar al micrófono:

Ahora escuchadme, no estoy hablando de no revolución, no estoy hablando de no manifestarse.”

Estoy hablando de pasarlo bien, Estoy hablando de pasarlo bien este verano. Vengan todos a L.A., salgan de aquí, vamos a acostarnos en la arena y a enterrar nuestros dedos en el océano, y vamos a pasarlo bien. ¿Están listos, están listos, están listos, están listos, están listos, están listos, están listos?

¡Ahora escúchenme! Yo solía pensar que todo esto era una gran broma. Solía pensar que era algo para reírse. Entonces estas últimas noches conocí a algunas personas que estaban haciendo algo ¡Estaban tratando de cambiar el mundo! ¡Yo quiero unirme a ese viaje! Quiero cambiar el mundo. Cambiarlo. Siiiiií… cambiarlo.

Después de unos minutos Morrison cambió el tono:

Ahora escúchenme, no estoy hablando de no revolución, no estoy hablando de no manifestarse. ¡Estoy hablando de divertirse! ¡Estoy hablando de bailar! ¡Quiero ver a todos de pie y bailando! ¡Quiero verlos bailando en la calle este verano! Quiero verlos divertirse. Quiero verlos correr por ahí. Quiero verlos pintando la ciudad. Quiero verlos haciendo ruido. Quiero verlos gritar. Quiero ver diversión. ¡¡¡Quiero ver su diversión !!!.

La grabación se acerca a su final con las siguientes palabras:

¡CUALQUIER COSA QUE QUIERAN HACER! ¡HÁGANLO! ¡HÁGANLO! ¡HÁGANLO! ¡HÁGANLO!

El incidente queda inconcluso. Morrison dijo: “Gasté mucho tiempo en el juicio de Miami. Casi un año y medio. Pero supongo que fue una valiosa experiencia porque antes del juicio tenía una mirada infantil y poco realista acerca del sistema judicial Americano. Mis ojos se han abierto un poco.”

Aunque el incidente de Miami dañó la reputación de la banda, Morrison quedó algo tranquilizado con sus resultados. Luego dijo: “Pienso que fue sólo alimentar la imagen que se estaba creando alrededor mío… y a eso le puse fin en una gloriosa tarde”.

Aunque Morrison recibía gran parte de la atención, incluyendo su imagen en las carátulas de los discos, para él era categórico que todos los miembros de la banda debían recibir igual reconocimiento. Antes de un concierto en el cual el animador anunció el grupo como “Jim Morrison y The Doors”, Morrison se negó a aparecer hasta que se anunciara al grupo de nuevo como “The Doors”.

Mientras Morrison nunca se sintió cerca de su familia real, era extremadamente protector con los miembros de su banda. Según se dice, una vez le dijo a Ray Manzarek que nunca se sentía cómodo en una situación social a menos que éste u otro miembro de la banda estuvieran con él. De algún modo veía a The Doors como su familia de reemplazo.

Sistemáticamente rechazó cada oportunidad de grabar un álbum como solista que se le ofrecía.