Brian Johnson, un hombre alternativo dentro del mundo del Rock


La música tiene el poder de hacer algo que a otras manifestaciones del arte no se les dan tan fácil. Estamos haciendo referencia al hecho de que por medio de la música las personas se pueden unir en un solo sentimiento, lo anterior no respeta fronteras ni tampoco idiomas y eso es lo que hace que sea tan extraordinario de ver. El rock no es la excepción a la regla y además este es uno de los géneros que se ha difundido con más facilidad. El día de hoy conoceremos algunos detalles sobre la vida del gran Brian Johnson y su legado.

Brian se presenta en sus conciertos con un bronceado que es muy característico, nadie sabía cuál era la verdad detrás de todo eso pero cuando por fin le preguntaron este hombre no tuvo ningún problema en aceptar que se trataba de un bronceado que venía en una botella.

Resulta que no todas las estrellas del rock estaban decididas a hacer música desde el principio y en el caso de Brian este ha compartido varias veces con los medios de comunicación que de no haber sido cantante se habría convertido en un bombero para poder ayudar a un gran número de personas.

Pese a que en actualidad Brian tiene una personalidad desafiante que es algo típico de las estrellas de rock casi nadie sabe que cuando era un joven formó parte del coro de una iglesia y tenía una personalidad bastante sumisa. Este hombre es un baúl de sorpresas.

En sus inicios el dinero que obtenía de sus presentaciones no le alcanzaba para nada y por esa razón tuvo que conseguir un segundo empleo en un lugar en donde se dedicaba a cambiar los parabrisas de los coches. Esto le dio la oportunidad de ver en qué consistía el trabajo duro.