Jon Bon Jovi, un astro de la música que no podemos olvidar


En el mundo del rock existe un problema que es más o menos grave y ese es que varias de las estrellas más talentosas del género se fueron quedando desechadas por el simple hecho de que las mismas no han sido capaces de utilizar las redes sociales y demás medios de comunicación a su conveniencia. Lo anterior se traduce en que son los grupos más nuevos y quizás los menos talentosos los que de alguna manera se mantienen en la mente de los fanáticos. Por lo anterior hoy queremos que recuerdes algunas cosas sobre el gran cantante de rock Jon Bon Jovi.

Bon Jovi nació el 2 de Marzo de 1962 y es hijo de emigrantes italianos. Desde una edad muy temprana este chico mostró una profunda inclinación por las cuestiones artísticas, sin embargo, no se inició en el mundo de la música como todos pudiesen haber esperado.

Su padre era el encargado de una peluquería que se volvería una de las más famosas de la ciudad. Merece la pena destacar que la primera vez que el joven Bon Jovi trabajó fue en uno de estos establecimientos en donde conoció personas de todo tipo de manera que estaba deseando poder seguir explorando.

Ahora bien, su madre también tuvo una influencia importante en el cantante. Esta mujer fue una de las primeras conejitas de la firma Playboy y para el día de hoy ostenta el título de presidenta del club de fans de su hijo a quien además acompaña en casi todos sus conciertos. Es encantadora.

La juventud de Bon Jovi estuvo marcada por los excesos y es que el chico disfrutaba de las apuestas y el alcohol por ende se metía en muchos problemas. Afortunadamente para todos logró centrarse en el trabajo que implicaba hacer música de calidad y le fue bastante bien.