CHRESE EVANS: LA NIETA PUNK DE STALIN QUE VIVE EN EEUU


Chrese Evans, de 42 años, es la nieta de Joseph Stalin, aunque no parece tener nada en común con uno de los líderes más infames de la Unión Soviética.

Chrese se crió sin conocer su herencia comunista hasta que fue mayor, y ha crecido hasta convertirse en budista, ganándose la vida dirigiendo una tienda de antigüedades.

Nació y se crió en los EE.UU. después de que su madre Svetlana Alilúyeva desertó en 1966 y se casó con el padre de Chrese, Peter Evans.

Chrese vive en Portland, Oregon, donde su único guiño a su herencia soviética parece ser el fusil de asalto Kalashnikov de juguete que lleva en las fotos y la bandolera de balas por encima del hombro.

A pesar de no haber visitado jamás la tierra natal de su familia, Chrese se ha convertido en una experta en la sopa de remolacha, uno de sus platos más famosos.

Chrese afirma ser budista y llevar el estilo de vida burgués que presuntamente su abuelo odiaba tanto.

Si Stalin levantara la cabeza…