Ian Paice convierte a la batería en el corazón de la banda


Cuando vamos a un concierto debemos tener en consideración una cosa y es que cada uno de los elementos que vemos sobre el escenario están ahí para cumplir con unas funciones determinadas. Ahora bien, este detalle también aplica para los eventos relacionados con el rock. Cada uno de los acordes que somos capaces de escuchar fueron planificados e integrados por los miembros de la banda de manera que la experiencia para los fanáticos sea verdaderamente significativa. En esta ocasión conocerás un poco más sobre la vida de Ian Paice quien desde hace ya unos cuantos años ha formado parte de este proceso.

Ian Paice ha hecho Hard Rock desde el primer momento y como suele suceder en estos casos los medios de comunicación son especialmente críticos cada vez que este señor emite alguna opinión. Es válido sospechar que quizás él no escoge las mejores palabras para expresar lo que siente.

Uno de los logros más trascendentales de este hombre es que convirtió a la batería en el corazón de su banda Deep Purple. Aunque esto se pudiera dar por sentado merece la pena recordar que hasta este punto se trataba de algo implícito que era despreciado por los conocedores del tema.

La agilidad de Ian se nota hasta en la actualidad, a pesar de que tiene más de 60 años de edad. Sus fanáticos dicen que la vitalidad que emana de este hombre radica en el hecho de que no solamente se dedica a hacer música sino que también es un fiel defensor de la familia con quienes disfruta viajar.

Gracias a la influencia de Paice más bateristas se sumaron a la iniciativa y la idea de que este instrumento fuera el responsable de guiar a los demás integrantes de la banda fue tomando sentido. Sin lugar a dudas que los aportes de Ian son valiosos.