La vida de Mitch Mitchell estuvo marcada por la buena suerte


A veces lo que de verdad termina siendo determinante sobre la vida de una persona es la suerte. Esto quiere decir que ese sujeto se encontraba en el lugar indicado en el momento indicado y aunque no es algo que podamos ver todos los días cuando por fin ocurre merece la pena que nos demos la oportunidad de apreciar qué fue lo que pasó. En el área de la música esto es algo que pasa con bastante frecuencia pero eso no significa que los artistas no se tengan que esforzar. Hoy sabremos un poco más sobre la historia de Mitch Mitchell.

Este hombre supo que quería ser músico desde el primer momento y de acuerdo con aquellos quienes tuvieron la oportunidad de conocerlo desde que era un niño se la pasaba golpeando con bastante ritmo todo lo que estaba cerca de él. Era como si llevara la música en la sangre.

Sus padres intentaron que continuara sus estudios en una escuela preparatoria tradicional pero Mitch no se sentía a gusto y no pasó mucho tiempo antes de que optara por hacer algo diferente. Esta decisión tan importante terminaría teniendo influencia en el mundo de la música y eso es sorprendente.

Mitchell consiguió formar parte de The Jimi Hendrix experience gracias a la suerte y es que la leyenda dice que lanzaron una moneda y fue este hombre quien resultó favorecido en un primer momento. Nadie vio venir que fuera capaz de hacerlo tan bien en tan poco tiempo.

Dicen que los buenos bateristas se hacen pero en el caso de Mitchell uno se podría atrever a decir que también se dan los casos en los cuales los bateristas se hacen. Los críticos de la época nunca tuvieron material para dejar mal a Mitchell porque era un buen músico y un excelente ser humano.