Categoría: noticias

Levanto una bolsa sin saber que le costaría la vida a él y a toda su familia.


A diario vemos personas haciendo el nada agradable trabajo de recoger la basura, ya sea en calles o afuera de las casas, tienen que manejar bolsas que no ofrecen protección alguna y nunca nos detenemos a pensar en los riesgos que eso puede tener para quienes se encargan de ella.

El lamentable caso de un trabajador de basura es lo que está alertando a la comunidad a tener más cuidado con los desechos y la forma de depositarlos, pues una simple jeringa fue capaz de destruir por completo su vida y la de toda su familia. En una entrevista, el recolector de basura compartió su desgarradora historia al haberse clavado en la mano una jeringa recogiendo una bolsa de plástico, “Desde el primer momento en que sentí la aguja clavarse en mi mano, estuve consciente de los peligros que eso tenía, por lo que la angustia me invadió con sólo pensar en las consecuencias de ese simple descuido”.

El hombre se vió en la necesidad de alejarse de su esposa para no tener que confesarle lo sucedido, pues sabía que eso únicamente la angustiaría también a ella y eso era lo que menos quería. Tuvo que pasar días distanciado de ella y soportar los pleitos que iniciaron por la idea que su mujer se hizo sobre una posible infidelidad por parte de su marido.
Conforme pasaban los días, la angustia aumentaba y la depresión lo invadía por la incertidumbre de lo que podía pasar tanto con él como con su familia. Cuando finalmente decidió que lo mejor era contarle a su esposa lo sucedido, ella aunque asustada por la noticia, le ofreció su apoyo y cariño.

Aunque encontró en su esposa algo de consuelo, aún sigue atravesando un mal momento pues sabe que debe seguir trabajando y enfrentarse a los riesgos que pasan todos los días los que recogen la basura, que si bien son personas humildes también tienen familias y sentimientos. A seis meses de lo ocurrido, este recolector confiesa que el peor día que le ha tocado vivir es cuando le dieron los resultados de la prueba que se realizó para saber los efectos del piquete de la jeringa y resultó que para su desgracia había sido infectado con el VIH.

No sólo se vinieron abajo todos su planes, sino que destruyó lo más preciado que tenía: su familia. Su esposa fue infectada también y como si eso fuera poco, el bebé que está a punto de nacer, tiene un 80% de posibilidades de ser portador del letal virus. Es por todo esto que ha compartido su historia buscando generar más conciencia y que así las personas pongan mayor atención en lo que desechan y la manera en la que lo hacen. Un simple descuido es suficiente para terminar con la vida de alguien, y con la de sus seres queridos.

Si tú eres uno de los que quiere hacer algo para cambiar la situación de estas personas, aquí te dejamos algunas recomendaciones que puedes seguir para desechar tu basura correctamente:
● Si usas una jeringa ponla dentro de una botella.
● Pon las botellas de vidrio en una caja o envueltas en periódico.
● Cuando tires ramas dentro de una bolsa, escribe un letrero de precaución.
● Si llueve, tapa los botes de basura o busca que no les entre agua para reducir su peso.
Probablemente los trabajadores que se encargan de recoger la basura no tengan muchos recursos, pero al igual que el hombre en esta historia, tienen familias que quieren poder disfrutar de ellos después de sus largas jornadas de trabajo, así que ayudemos haciendo consciencia y poniendo nuestro granito de arena.

Top Blogs Blogs Directory